Vivir con una enfermedad crónica: cómo reducir del estrés

Lidiar con el estrés que causa una enfermedad crónica no es tarea fácil. Tal vez esté preocupado por todas las cosas que debe hacer. Pero le molesta pedir ayuda. Y el cansancio o el dolor pueden empeorar las cosas aún más. Aprender a controlar el estrés requiere esfuerzo. Pero lograrlo puede ayudarlo a mantenerse sano.

Una mujer sentada en un banco en el parque.

Aprenda a relajarse

Escuchar música, pasar tiempo solo o tomar un baño de tina caliente pueden ser actividades relajantes. Pero hay muchas otras cosas que se pueden hacer para ayudar a calmarse. Escoja actividades que le gusten e incorpórelas a su vida diaria. Pruebe también lo siguiente:

  • Respiración profunda. Cuando se sienta tenso, respire profundamente un par de veces.

  • Meditación, visualización, tai chi o yoga. Puede ser aconsejable que tome un curso sobre estas técnicas. O vaya a la biblioteca pública para ver si tienen libros y grabaciones de audio que le permitan comenzar por su cuenta.

  • Haga actividad física. Incluso una vuelta a la manzana caminando lentamente puede ayudar a aliviar la tensión. Un sendero en un parque o en la naturaleza puede sumar disfrute o vistas y sonidos reconfortantes. Se ha demostrado que tan solo 20 minutos de caminata diarios ayudan a aliviar la tensión. Según su estado de salud, se pueden hacer de una sola vez o en períodos de 10 minutos.

Establezca prioridades

Intente no preocuparse por las cosas que no puede hacer. Propóngase objetivos que sepa que puede lograr. Haga lo que considere más importante primero y deje de lado las que no sean importantes para su familia, su trabajo o su vida social. Además, busque maneras de esforzarse menos. Averigüe qué cosas le causan estrés. Pregúntese lo siguiente:

  • ¿Realmente tengo que hacer esto hoy? Si la respuesta es “sí”, haga esa tarea primero. Pero recuerde que la respuesta podría ser “no”.

  • ¿Con qué cosas necesito ayuda? ¿Hay otra persona que podría hacerlas? Si la respuesta es “no”, ¿a quién puedo pedirle que me ayude a manejar el asunto o el compromiso?

  • ¿Puedo cambiar esta cita o reunión para otro día?

Busque ayuda

Saber que puede contar con otras personas puede tranquilizarlo. Pruebe estos consejos:

  • Esté dispuesto a aceptar ayuda cuando se la ofrezcan.

  • Si necesita ayuda adicional, es probable que haya servicios disponibles. Por ejemplo, ayuda con las tareas domésticas y enfermeros a domicilio. Un trabajador social puede ayudarlo a averiguar los recursos de su seguro médico, buscar ayuda financiera si la necesita y ponerlo en contacto con la ayuda necesaria.

Prepárese para los días malos

Planifique de antemano para los momentos en que deberá descansar más o limitar sus actividades. Ponga comidas preparadas en el congelador para no tener que cocinar. Mantenga una lista de números de teléfono importantes junto a su cama. Si sus síntomas de estrés están empeorando, hable con su proveedor de atención médica. O considere buscar asesoramiento psicológico por un tiempo.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.